Antonio Cuenca nace en el pueblo Malagueño de Vélez-Málaga el 10 de Junio de 1983; a los 15 años empieza a exprimir el mástil de la vieja guitarra guardada en casa, y junto a un amigo de instituto comparten momentos flamencos y a interpretar versiones de artistas como Joaquín Sabina, Quique González ó M-Clan entre otros. Pasados unos meses empezarían algunos coqueteos con folios en blanco que dieron lugar al nacimiento de sus primeros temas, y en 2001 a su primera maqueta.

Por capricho del destino esa maqueta viajó desde su pequeño pueblo a la capital madrileña y terminó en las manos de un productor musical; ello conllevó tras la realización de algunos casting la firma de su primer contrato con una productora.

Tras viajar a Madrid y tomar contacto con sus nuevos colaboradores, la productora financia la grabación de algunos de sus temas de manera profesional tras el interés despertado en algunas compañías discográficas; tras esta serie de acontecimientos Antonio vería iniciado el proyecto de su primer trabajo discográfico.

Por otro capricho del destino y tras un mes de trabajo en el estudio, recibieron comunicación de las discográficas interesadas, informando que pararían todos los proyectos iniciados hasta la fecha, a la espera de ver la evolución en mercado que tendría un nuevo Reality Show que se estrenaba en una cadena de televisión nacional y que podría revolucionar el mercado; como podréis deducir, el programa de referencia era Operación Triunfo.

Tras la aceptación de los nuevos artistas del programa por el público, Antonio vería sepultado por la gran Ola de Operación Triunfo su proyecto de manera indefinida.

Lejos de venirse abajo y tras su primera toma de contacto en Madrid con el mundo de la música, Antonio Cuenca regresó de nuevo a su Málaga natal haciéndose la promesa de volver a intentarlo tras acabar sus estudios, mientras seguiría componiendo y grabando canciones.

Así es como Antonio finalmente se instala en la Capital Madrileña y dentro del circuito musical conoce al gran guitarrista Fernando Girón; juntos iniciarían una relación profesional que dura hasta el día de hoy.

Tras muchos conciertos en las diferentes salas del circuito madrileño y contando con cada vez más afluencia de público, Fernando Girón y Antonio Cuenca se embarcan en la autoproducción de su primer trabajo discográfico (Sin-ceros a la izquierda), que fue presentado en la conocida Sala El Juglar, que contó con un lleno absoluto y la repercusión del Periódico EL MUNDO haciéndose eco del talento demostrado.

 

En los conciertos formato eléctrico, la banda que le acompaña cuenta con algunos de los mejores músicos de España, como Paco Bastante (bajista de Joaquín Sabina), Toni Jurado (batería de Fito), Basilio Martí (teclista de Antonio Vega), etc...

 

A día de hoy Antonio Cuenca y Fernando Girón se encuentran inmersos en la grabación de algunos de sus nuevos temas que dentro de poco verán la luz de una forma muy original...

añádenos a tus redes sociales para seguir el futuro de esta historia día a día.